Inauguran monumento a la Goleta Ancud y sus tripulantes en Punta Arenas

Inaugurada el 4 de enero de 2014

Inaugurada el 4 de enero de 2014

Monumento_GA_PUQ1

El 29 de septiembre de 1997, el entonces Presidente de la República don Eduardo Frei Ruiz-Tagle promulgó la Ley Nº 19.522, la cual AUTORIZA ERIGIR MONUMENTOS EN LA CIUDAD DE ANCUD Y PUNTA ARENAS EN MEMORIA DE LOS TRIPULANTES DE LA GOLETA ANCUD, la cual después de 17 (diecisiete) años y luego, tras cinco meses de espera por un litigio judicial que tenía enfrentados en tribunales al Gobierno Regional de Magallanes con el escultor que diseñó el monumento a los tripulantes de la Goleta Ancud en Punta Arenas, Guillermo Meriño, el 4 de enero de 2014 pasadas las 18:30 horas, se pudo inaugurar este proyecto que representa la importancia del pueblo de Chiloé en el desarrollo de esta austral región de Magallanes y Antártica Chilena.

La magna obra emplazada en plena costanera con Avenida Colón de esa ciudad fue recorrida por el Presidente de la República Sebastián Piñera, quien encabezó el acto cultural con la presencia de autoridades locales e invitados especiales. “Este maravilloso monumento hace justicia a una gesta histórica, gloriosa y heroica que emprendieron con mucha fe y coraje en la década del 1840 para incorporar a Magallanes a nuestro territorio”, pronunció el mandatario en su alocución.

Asimismo, la primera autoridad destacó el protagonismo del pueblo chilote en la toma de posesión del Estrecho de Magallanes, gracias a la cual ese vasto territorio se anexó a Chile. “La Goleta Ancud venía con 23 personas, algunos de ellos colonos, cuya intención era quedarse y hacer patria en estas tierras”, afirmó el mandatario.

Quien también tuvo palabras en esta inauguración fue el presidente de la agrupación Centro Hijos de Chiloé, Manuel Ulloa, quien destacó la larga espera por la que se tuvo que pasar para ver materializado el anhelado sueño de contar con este monumento.

“El Estado chileno ha pagado una deuda de 170 años con el pueblo chilote, tras la gesta de la llegada de los primeros habitantes chilenos a la Patagonia el 21 de septiembre de 1843. Este monumento es el reconocimiento del gran legado e importancia del pueblo chilote en el desarrollo de la Región de Magallanes”, expresó el vecino de origen isleño.

La obra integra en su vista principal la proa de la Goleta Ancud y, sobre este volumen, un grupo de personajes de la expedición -11 tripulantes, entre ellos el capitán Juan Williams o Guillermos-, los seres mitológicos de la Pincoya y el Millalobo y tres animales, además de otras menores como una bandera de Chile con mástil, fusil, pergamino y una sierra.

Esperemos que nuestras autoridades nacionales, regionales y locales, cooperen a la obtención del fiel cumplimiento de esta Ley que impele a la construcción de ambos monumentos. El de Punta Arenas -a Dios gracias- está listo, o sea, la Ley cumplida al 50%.  Ahora, sólo falta el monumento que debe estar en la ciudad de Ancud, puerto donde se fabricó y desde donde zarpó la gloriosa Goleta de Guerra “Ancud” el 22 de mayo de 1843…

Conmemoran 170 años de la Toma de Posesión del Estrecho de Magallanes

Recreación histórica del desembarco del 21 de septiembre de 1843

En la ciudad de Punta Arenas se conmemoraron los 170 años de la Toma de Posesión del Estrecho de Magallanes en 1843, la hazaña realizada por un grupo de marinos y soldados chilotes al mando del Capitán de Fragata Graduado don Juan Guillermos o  John Williams Wilson de la Marina Nacional (así se llamaba la actual Armada de Chile) que dio como resultado la incorporación de más de un millón 300 mil kilómetros cuadrados al territorio nacional.

Para recordar este importante suceso geopolítico de la historia del país en tiempo de paz, en la Avenida Costanera del Estrecho, se llevó a cabo una ceremonia organizada por la Intendencia Regional, la Armada de Chile y la Municipalidad de Punta Arenas, que contó con la asistencia de autoridades civiles, de las Fuerzas Amadas, de Orden y Seguridad Pública, y de la comunidad civil en su conjunto.

Como es tradición, la actividad se dio inicio con la recreación por parte de servidores de la Tercera Zona Naval, del desembarco de los 23 marinos chilotes quienes a bordo de la goleta “Ancud”, después de cuatro meses de navegación arribaron el 21 de septiembre de 1843 al sector de Punta Santa Ana.

En las alocuciones, tanto el Alcalde de Punta Arenas, Emilio Boccazzi, como el Intendente Regional, Claudio Radonich y la representante del Centro “Hijos de Chiloé”, Daniela Oyarzún concordaron en que el país está en deuda con esta gesta heroica que hizo posible incorporar la Patagonia a nuestro país, territorio geográfico tan apreciado por ser considerado la puerta de entrada a la Antártica.

A su vez, el Comandante en Jefe de la Tercera Zona Naval, Contraalmirante Kurt Hartung expresó que “la presencia de la Armada de Chile en Magallanes se inicia con este gran acontecimiento histórico, y que conscientes de esta importancia, después de 170 años mantenemos nuestro compromiso de resguardar la seguridad de la vida humana en el mar y de contribuir con la soberanía del país”.

Toma170

Pretenden llevar réplica de goleta navegando a Ancud

Réplica de la Goleta Ancud en Punta Arenas que funciona como museo...

Réplica de la Goleta Ancud en Punta Arenas que funciona como museo…

El gestor de la obra, el empresario Juan Luis Matassi, espera hacerse de una tripulación de voluntarios que quiera cooperar en el viaje.
Con la presencia de autoridades regionales, hoy a las 15 horas será inaugurada la réplica de la goleta Ancud a tamaño real, la cual fue construida por el empresario Juan Luis Mattassi en base a los planos del Museo el Tigre, de Buenos Aires, con el apoyo técnico de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) de Ancud.
El empresario destacó que esta propuesta interactiva, que reconoce y valoriza el gran aporte del pueblo de Chiloé, ya cuenta con el navío que está estructuralmente listo y están en etapa de empezar a implementar la escenografía, maniobras y los esfuerzos para colocarla efectivamente en el agua el próximo año. La finalidad de esta réplica navegable de la goleta Ancud, que tomó posesión del estrecho en 1843, es navegar con ella y llevarla hasta Ancud.
Añadió que deberán ponerle motor necesariamente para que la Capitanía de Puerto le dé el zarpe y poder navegar a la vela todo lo que se pueda, por lo cual deberán presentar un proyecto al gobierno regional. Explicó que esperan hacerse de una tripulación de voluntarios que quieran cooperar en el viaje y que, a su vez, el gobierno regional los pueda ayudar para poder adquirirles pasajes aéreos para el regreso y los gastos de la operación: “Vamos a pelear el proyecto hasta el final”.
Mattassi señaló que esperan ahora trabajarla como museo de sitio hasta marzo, junto con destacar que “es un símbolo, está en el imaginario popular. Pero al mismo tiempo, gracias a la propuesta que nosotros hacemos, esto se incorpora de una manera activa a la región y generando recursos, porque van a poder trabajar los guías, van a poder venir los choferes, va a generar turistas. Entonces, no es una cuestión de la cultura por la cultura, ni una volada, sino que la goleta Ancud se transforma en una unidad productiva para la Región de Magallanes”.
Como inversión, ésta ascendió a unos 75 millones de pesos con aportes de capital propio más un proyecto Capital Semilla de Innova Corfo, operado por Codesser, que permitió invertir en tecnología, señalética, promoción e implementos escenográficos, elementos tendientes a mejorar el servicio y entregar competitividad.

En este museo de la ciudad de Punta Arenas se construyó la replica a tamaño real de la goleta Ancud, que fue elaborada en base a los planos del museo del Tigre y con el apoyo tecnico de la Dibam Ancud.

Este trabajo en torno a la goleta Ancud rescata, reconoce y valoriza el
gran aporte del pueblo de Chiloé en el desarrollo de Magallanes desde
sus primeros inicios.
La propuesta es interactiva pues desarrolla una experiencia a
bordo de la nave, la que se busca potenciar como una nueva oferta turística cultural y a la vez se realiza un rescate del patrimonio y la identidad local.
Este Museo esta trabajando activamente para que al celebrar los 500 años del decubrimiento del Estrecho de Magallanes , este ademas de ser un hito geografico se constituya como un atractivo de calidad y singularidad unica, al ofrecer una muestra didactica y permanente de replicas a tamaño real de los barcos historicos que participaron en expediciones emblematicas a nivel mundial.

En el marco de este trabajo el museo Nao Victoria, postulo y fue beneficiado con un proyecto Capital Semilla de Innova Corfo, operado por CODESSER que permitio invertir en tecnologia, señaletica, promocion e implementos escenograficos, elementos que mejoran el servicio y entregan competividad.

Felicitamos a quienes han hecho realidad un sueño muy profundo de muchos amantes de nuestra historia regional, nacional y finalmente universal.

Gracias por el gran logro… que tengan buen viento y buena marea en los dias que vienen…

La Replica de la Goleta Ancud reposa sobre suelo magallánico…

El gestor de la obra, el empresario Juan Luis Matassi, espera hacerse de una tripulación de voluntarios que quiera cooperar en el viaje.
Con la presencia de autoridades regionales, hoy a las 15 horas será inaugurada la réplica de la goleta Ancud a tamaño real, la cual fue construida por el empresario Juan Luis Mattassi en base a los planos del Museo el Tigre, de Buenos Aires, con el apoyo técnico de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) de Ancud.
El empresario destacó que esta propuesta interactiva, que reconoce y valoriza el gran aporte del pueblo de Chiloé, ya cuenta con el navío que está estructuralmente listo y están en etapa de empezar a implementar la escenografía, maniobras y los esfuerzos para colocarla efectivamente en el agua el próximo año. La finalidad de esta réplica navegable de la goleta Ancud, que tomó posesión del estrecho en 1843, es navegar con ella y llevarla hasta Ancud.
Añadió que deberán ponerle motor necesariamente para que la Capitanía de Puerto le dé el zarpe y poder navegar a la vela todo lo que se pueda, por lo cual deberán presentar un proyecto al gobierno regional. Explicó que esperan hacerse de una tripulación de voluntarios que quieran cooperar en el viaje y que, a su vez, el gobierno regional los pueda ayudar para poder adquirirles pasajes aéreos para el regreso y los gastos de la operación: “Vamos a pelear el proyecto hasta el final”.
Mattassi señaló que esperan ahora trabajarla como museo de sitio hasta marzo, junto con destacar que “es un símbolo, está en el imaginario popular. Pero al mismo tiempo, gracias a la propuesta que nosotros hacemos, esto se incorpora de una manera activa a la región y generando recursos, porque van a poder trabajar los guías, van a poder venir los choferes, va a generar turistas. Entonces, no es una cuestión de la cultura por la cultura, ni una volada, sino que la goleta Ancud se transforma en una unidad productiva para la Región de Magallanes”.
Como inversión, ésta ascendió a unos 75 millones de pesos con aportes de capital propio más un proyecto Capital Semilla de Innova Corfo, operado por Codesser, que permitió invertir en tecnología, señalética, promoción e implementos escenográficos, elementos tendientes a mejorar el servicio y entregar competitividad.

En este museo de la ciudad de Punta Arenas se construyó la replica a tamaño real de la goleta Ancud, que fue elaborada en base a los planos del museo del Tigre y con el apoyo tecnico de la Dibam Ancud.

Este trabajo en torno a la goleta Ancud rescata, reconoce y valoriza el
gran aporte del pueblo de Chiloé en el desarrollo de Magallanes desde
sus primeros inicios.
La propuesta es interactiva pues desarrolla una experiencia a
bordo de la nave, la que se busca potenciar como una nueva oferta turística cultural y a la vez se realiza un rescate del patrimonio y la identidad local.
Este Museo esta trabajando activamente para que al celebrar los 500 años del decubrimiento del Estrecho de Magallanes , este ademas de ser un hito geografico se constituya como un atractivo de calidad y singularidad unica, al ofrecer una muestra didactica y permanente de replicas a tamaño real de los barcos historicos que participaron en expediciones emblematicas a nivel mundial.

En el marco de este trabajo el museo Nao Victoria, postulo y fue beneficiado con un proyecto Capital Semilla de Innova Corfo, operado por CODESSER que permitio invertir en tecnologia, señaletica, promocion e implementos escenograficos, elementos que mejoran el servicio y entregan competividad.

Felicitamos a quienes han hecho realidad un sueño muy profundo de muchos amantes de nuestra historia regional, nacional y finalmente universal.

Gracias por el gran logro… que tengan buen viento y buena marea en los dias que vienen…

PRIMER 18 DE SEPTIEMBRE EN EL AUSTRO NACIONAL

GA_primer_18_sept

Aquí va un fragmento del bitácora (diario) original escrita de puño y letra por el Comandante de la “Ancud” Juan Guillermos hace 169 años cuando la naciente República le entregaba nada más ni nada menos que a un puñado de chilenos y de chilotes, la titánica misión de tomar posesión del estratégico Estrecho de Magallanes ante las pretensiones de las grandes potencias de la época (Inglaterra y Francia) de hacerse con este territorio y que, por la tenacidad de los navegantes de la “Goleta Ancud” -por sólo 24 horas- cambió la historia del mundo y de Chile en particular.
Veamos como nuestros olvidados héroes celebraron el primer 18 de septiembre –Cumpleaños de la Patria- en aquellas australes aguas y regaban con su sacrificio las raíces de nuestra soberanía nacional y escribían una de las páginas más gloriosas de la historia de Chile en tiempos de paz…
<< El 18 de Septiembre, dia del aniversario de la independencia de la República, llamé, al rayar el sol -dice el capitán Guillermos-, toda la tripulacion sobre cubierta arbolando el pabellon nacional por primera vez en estas rejiones, haciendo una salva de 21 cañonazos con el cañon que llevaba montado i acompañado con los entusiastas vivas de la tripulacion. Hice repartir entre ellas un poco de vino para celebrar el día, oyéndose brindis mui entusiastas por S.E. el señor Presidente de la República, los señores ministros de Estado i el señor intendente de Chiloé>>.
A las 7 h. A.M. cambió el viento al S.E., lo que les obligó a navegar de bordo i bordo, pero al enfrentar la isla Shelter, saltó el viento al NO. soplando con furia. << Viendo la mar mui ajitada por el NO. tomé la precausion de arriar toda vela, i apénas se concluyó la maniobra cuando cayó el viento como golpe de martillo haciendo escorar la goleta hasta meter media cubierta en el agua>>.
<< El barómetro anunciaba el equinoccio, dice el comandante de la goleta Ancud sin anotar su lectura en el Diario que estudiamos, i no pudiendo tomar el puerto de Shelter Island, seguí viento en popa con solo el trinquete de cuchilla sobre los tres rizos. A las 6 h. 30 P.M. pasé por el cabo Quod donde calmó enteramente el viento por el espacio de media hora, volviendo en seguida el viento a chubascos i tan furioso que solo pudimos andar a palo seco, entrando de esta manera a bahía Borja a las 7 h.P.M. fondeando bajo la isla Ortiz en 17 brazas i 60 de cadena, fondo de cadena, fondo de cascajo i lama.>>

Nota: La imagen utilizada se denomina Travesía de la Goleta “Ancud” en la Toma de Posesión del Estrecho.  Dibujo publicado en el diario “El Mercurio” el 26 de Julio de 2009.

Felices Fiestas Patrias a todos los chilotes y chilotas repartidos y repartidas por la faz de la tierra… y a todas las chilenas y chilenos que aman a CHILE y lo llevan siempre en su corazón…

BUEN VIENTO Y BUENA MAREA

VIVA CHILOÉ…

VIVA CHILE MI ALMA…

Premio como Colaborador de la Revista de Marina de la Armada de Chile

El Director de Revista de Marina CN (IM) Jaime Sepúlveda Cox entrega el diploma que acredita al Sr. Javier Vargas Guarategua como “Colaborador” de Revista de Marina.

El martes 8 de julio de 2008 a las 18:45 horas en el Salón Independencia del Club Naval de Valparaiso, el Sr. Javier Vargas Guarategua fue distinguido y premiado por la REVISTA DE MARINA de la Armada de Chile por su primera publicación en este prestigioso medio de difusión cultural, histórico y educacional a nivel nacional e internacional.

De acuerdo con el código establecido, REVISTA DE MARINA concedió el titulo por Primera Publicación en el grado de COLABORADOR al Sr. Vargas Guarategua, teniendo en consideración los méritos acreditados al 31 de diciembre de 2007.

Dicha publicación lleva por titulo “LA INFLUENCIA DE LA MARINA DE CHILE EN LA TOMA DE POSESION DEL ESTRECHO DE MAGALLANES” y fue publicada en la Revista de Marina numero 5 de 2007 entre las páginas 459 a la 469 con imágenes a 4×4 colores.

Además, dicha premiación coincidió con el 123vo. Aniversario de Revista de Marina cuya ceremonia se inició con el arribo del Comandante en Jefe de la Armada de Chile, Almirante Rodolfo Codina Diaz y demás autoridades e invitados especiales al evento, seguido de la entonación del Himno Nacional de Chile. Luego se dirigió a los presentes el Director de Revista de Marina, Capitán de Navío (CN) Infante de Marina (IM) Sr. Jaime Sepúlveda Cox. Posteriormente, vino la premiación por títulos por Colaboración, por Antigüedad y al Colaborador del Año. Se interpretó el Himno de la Armada de Chile dando por terminado la parte oficial de dicha ceremonia y pasando luego a un cóctel en honor a los premiados y a todos los presentes.

Revista de Marina fue fundada el 1 de julio de 1885 y tiene como propósito  proporcionar una tribuna para dar a conocer y donde discutir las materias de interés para el desarrollo y empleo del poder naval en los ámbitos académicos de la ciencia política; las relaciones internacionales; la geopolítica; la estrategia; la inteligencia; la logística: la táctica y la tecnología, y contribuir a la promoción de los intereses marítimos nacionales en los ámbitos de la historia, el arte, la literatura, los deportes y las actividades industriales, comerciales y cientificas.

Tiene una circulación de 3200 ejemplares que llegan principalmente a subscriptores de la Armada de Chile, también a miembros del gobierno, el congreso nacional, a académicos  y empresarios, nacionales y extranjeros, a bibliotecas especializadas, a instituciones de educación superior, a marinas y fuerzas armadas de Chile y extranjeras.

Revista de Marina publica solamente artículos originales e inéditos y esta a abierta a todos los colaboradores que compartan sus valores y principios. Acoge con amplio criterio las colaboraciones que recibe y publica, pero ello no implica que comparta todos los conceptos e ideas contenidos en ellas. Los artículos que aparecen en sus paginas representan exclusivamente el pensamiento de sus autores y, por lo tanto, no comprometen en forma alguna a la Revista ni a la Armada de Chile.

Además, dicha premiación coincidió con el 123vo. Aniversario de Revista de Marina cuya ceremonia se inició con el arribo del Comandante en jefe de la Armada de Chile, Almirante Rodolfo Codina Diaz y demás autoridades e invitados especiales al evento, seguido de la entonación del Himno Nacional de Chile. Luego se dirigió a los presentes el Director de Revista de Marina, Capitán de Navío (CN) Infante de Marina (IM) Sr. Jaime Sepúlveda Cox. Posteriormente, vino la premiación por títulos por Colaboración, por Antigüedad y al Colaborador del Año. Se interpretó el Himno de la Armada de Chile dando por terminado la parte oficial de dicha ceremonia y pasando luego a un cóctel de honor a los premiados y a todos los presentes.

¿POR QUÉ LA PATAGONIA SE LLAMA ASÍ?


Mapa de Fréderic LACROIX. (1839). L’Univers Pittoresque. Historie et description des iles de l’Ocean and Chilli, Paraguay, Uruguay, Buenos-Ayres, Patagonie, Terre du Feu et archipel des Malouines. 65 Vols. Paris: Firmin Didot Freres. p. 47.

 

PATAGONIA…

Por Javier Vargas Guarategua

Fue en efecto Antonio Pigafetta, el improvisado cronista de la expedición de Hernando de Magallanes (1520), quien difundió el mito que a tantas mentes crédulas encandiló. De un “patagón” dice Pigafetta, que: “…este hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura. Era bien formado, con el rostro ancho y teñido de rojo, con los ojos circulados de amarillo, y con dos manchas en forma de corazón en las mejillas…  Su capa era de pieles cosidas entre sí, de un animal que abunda en el país… Llevaba en la mano izquierda un arco corto y macizo, cuya cuerda, un poco más gruesa que la de un laúd, había sido fabricada de una tripa del mismo animal; y en la otra mano, flechas de caña, cortas, en uno de cuyos extremos tenía plumas, como las que nosotros usamos, y en el otro, en lugar de hierro, la punta de una piedra de chispa, matizada de blanco y negro. De la misma especie de pedernal fabrican utensilios cortantes para trabajar la madera”.

 

El bautismo de estos indígenas por el propio Magallanes debe haberse originado en cualquiera de estos dos adjetivos calificativos que habrán cruzado por su mente en la ocasión: patán (individuo rústico, zafio) o patón (pie grande o pata grande, patudo), como que ambos apelativos les calzaban bien, términos que en portugués –el idioma nativo del descubridor- se pronuncia “patao” o “patagao”, con sus plurales de patoes y patagoes.  Pigafetta, que en el manuscrito escribe “pathagoni”, y los primeros cronistas, serán los causantes de la deformación o variación fonética de cualquiera de dichos términos, patanes o patagones, el que pronto se generalizó ganando estado para introducirse definitivamente en el léxico y en la historia. Por su parte, Mateo Martinic expresa  que hay razones fundadas para creer que Magallanes se habría inspirado en el libro de caballería Primaleón, publicado en 1512, donde aparece el personaje “Patagón”. Es muy probable que dada la popularidad de las novelas de caballería que existía en la época, Magallanes conociera al personaje y hubiese hecho una asociación de ideas para denominar a los aborígenes de la región. Asimismo, K. Kunin menciona que Magallanes denominó a los habitantes de esa región “los patagones” de la palabra “pata”. Lo curioso es que en realidad, los fornidos habitantes de esa región se caracterizaban por sus manos y pies pequeños y elegantes. Es de suponer que Magallanes y sus compañeros se confundieron al verlos calzados con sus enormes botas de piel de guanaco.

 

Fue en efecto Antonio Pigafetta, el improvisado cronista de la expedición de Hernando de Magallanes (1520), quien difundió el mito que a tantas mentes crédulas encandiló. De un “patagón” dice Pigafetta, que: “…este hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura. Era bien formado, con el rostro ancho y teñido de rojo, con los ojos circulados de amarillo, y con dos manchas en forma de corazón en las mejillas…  Su capa era de pieles cosidas entre sí, de un animal que abunda en el país… Llevaba en la mano izquierda un arco corto y macizo, cuya cuerda, un poco más gruesa que la de un laúd, había sido fabricada de una tripa del mismo animal; y en la otra mano, flechas de caña, cortas, en uno de cuyos extremos tenía plumas, como las que nosotros usamos, y en el otro, en lugar de hierro, la punta de una piedra de chispa, matizada de blanco y negro. De la misma especie de pedernal fabrican utensilios cortantes para trabajar la madera”.

 

El bautismo de estos indígenas por el propio Magallanes debe haberse originado en cualquiera de estos dos adjetivos calificativos que habrán cruzado por su mente en la ocasión: patán (individuo rústico, zafio) o patón (pie grande o pata grande, patudo), como que ambos apelativos les calzaban bien, términos que en portugués –el idioma nativo del descubridor- se pronuncia “patao” o “patagao”, con sus plurales de patoes y patagoes.  Pigafetta, que en el manuscrito escribe “pathagoni”, y los primeros cronistas, serán los causantes de la deformación o variación fonética de cualquiera de dichos términos, patanes o patagones, el que pronto se generalizó ganando estado para introducirse definitivamente en el léxico y en la historia. Por su parte, Mateo Martinic expresa  que hay razones fundadas para creer que Magallanes se habría inspirado en el libro de caballería Primaleón, publicado en 1512, donde aparece el personaje “Patagón”. Es muy probable que dada la popularidad de las novelas de caballería que existía en la época, Magallanes conociera al personaje y hubiese hecho una asociación de ideas para denominar a los aborígenes de la región. Asimismo, K. Kunin menciona que Magallanes denominó a los habitantes de esa región “los patagones” de la palabra “pata”. Lo curioso es que en realidad, los fornidos habitantes de esa región se caracterizaban por sus manos y pies pequeños y elegantes. Es de suponer que Magallanes y sus compañeros se confundieron al verlos calzados con sus enormes botas de piel de guanaco.

 

Bibliografía

 

BRAUN MENENDEZ, Armando. (1997). Antonio Pigafetta, Primer viaje en torno del globo. 2ª Edición. Buenos Aires: Francisco de Aguirre.

KUNIN, K. (1947).  Maguellan. Santiago: Austral.

ZAURITZ SEPÚLVEDA, Waldo. (2003). Historia Militar de Magallanes. Punta Arenas: Impresos La Prensa Austral.


Los héroes olvidados de la Goleta “Ancud”

Los héroes olvidados de la Goleta “Ancud”


“El  único  deber  que  tenemos  con  la  historia  es  rescribirla”.

 (Oscar Wilde)

 

 

 

Abstract

In 1843 Chile extended from Copiapó in the North to the Archipiélago of the Chonos in Chiloé to the South. Patagonia was nomadis land or res nullius.  In this way, the Goverment of President Manuel Bulnes Prieto ordered to take possession of the Strait of Magallanes in the name of the recently born Republic.

The mission was handed to the people of Chiloé Island who in 30 days made a war vessel which they baptized “Ancud” –the first warship to be built inChile-and after four months of difficult navigation in the middle of the harsh Austral Winter, on 21th September 1843 they took possession of the strategicStraitofMagallanes.

On the following day, the French warship “le Phaèton” arrived to the vessel Ancud bequeathed what is currently known as Chile, more than 50% of their of peace, without spilling a drop of blood or without firing a single gun or canon.

 

Resumen

Hacia 1843 Chile ejercía su jurisdicción legal y administrativa desde Copiapó por el norte hasta el Archipiélago  de Los Chonos por el sur. Las tierras más australes si bien, se entendían como parte del territorio desde la conquista por el Imperio Español, las autoridades sólo se habían limitado a actos de posesión aislados y sin peso jurídico. Así, el gobierno del Presidente Manuel Bulnes ordenó tomar posesión del Estrecho de Magallanes a nombre de la naciente República y establecer una colonia en estas alejadas tierras del fin del mundo. Fue encargada de esta tareala Intendenciade Chiloé, la cual mandó a construir una goleta llamada “Ancud” en 30 días, la que fue armada con dos cañones, constituyéndose en la primera nave de guerra construida íntegramente en Chile y para Chile. Zarparon hace 162 años en un nublado y lluvioso día como hoy 22 de mayo de 1843 desde el puerto de Ancud.  Tras cuatro meses de duro navegar,  en pleno invierno austral, tomaron posesión del estratégico Estrecho de Magallanes el 21 de septiembre de 1843.  Así las cosas, veinticuatro horas más tarde anclaba junto a la nave chilena la fragata de guerra a vapor de S.M. el rey de Francia, “le Phaèton”, la cual traía ordenes secretas de tomar posesión del Estrecho de Magallanes a nombre de su gobierno.

Por veinticuatro horas los chilotes “ganaron el quien vive” a Francia, echando por tierra la satisfacción geopolítica de encontrar una base intermedia entre la metrópoli gala y sus nuevas posesiones de ultramar.

Días más tarde, los chilotes fundaban Fuerte Bulnes, que fuera la base para que años más tardes estos mismos pioneros fundaran la ciudad de Punta Arenas.

Con este esfuerzo los chilotes de la “Ancud” legaron al Chile actual más del 50% de su actual territorio, en el suceso geopolítico más importante de la historia de Chile en tiempos de paz, sin derramar una gota de sangre ni disparar un tiro de fusil o de cañón.

 

La historia olvidada de la toma de posesión del Estrecho de Magallanes

La incorporación efectiva de los actuales territorios que conforman las hoy ricas (en el amplio sentido de la palabra) regiones de Aysén y Magallanes se deben a la inspiración genial de don Bernardo O´Higgins, creador de nuestra nacionalidad chilena.

“El contacto personal con marinos y navegantes, la lectura de obras de geógrafos, fueron dando forma a la visión o´higginiana dela Patagoniao Chile Nuevo como con preferencia solía nombrarla, utilizando para ello la denominación geográfica en boga durante el siglo XVIII.

La “faceta patagónica” de O´Higgins es algo que llena de asombro; ella revela en el General una visión amplísima, tanto en la apreciación de la realidad inmediata, como en su proyección futura y, desde luego una clarividencia geopolítica que lo destaca singularmente entre todos  sus contemporáneos.  Persuadido más por intuición que por conocimiento quiso la incorporación de aquellas tierras secularmente chilenas, la Patagonia, la Tierra del Fuego y aún las tierras antárticas – cuya llave es el Estrecho de Magallanes – al viejo tronco nacional en forma que se estructurara la unión de la gran familia chilena como personal y acertadamente la calificara.”1

Francia estaba al acecho.  Necesitaba una estación intermedia entre la metrópoli y sus nuevas posesiones de ultramar y la había encontrado en el estratégico Estrecho de Magallanes2, hasta aquel entonces declarado res nullis. 3

Alarmado por estos antecedentes, el Gobierno chileno de la época, se creyó en la necesidad de prevenir el peligro de serias complicaciones internacionales con alguna gran potencia y de perder en definitiva una porción del territorio que consideraba de su dominio.  Cabe destacar aquí que en aquel entonces Chile comenzaba por el norte  en la actual Tercera Región de Atacama (puerto de Mejillones) y terminaba por el sur en el Archipiélago de Los Chonos en Chiloé.  Para los geógrafos europeos  lo demás se denominaba Patagonia, Terra Magallánica, Chica Regia, etc. y era considerada un territorio vacuo disponible a la primera potencia que asentara una colonia permanente conforme a las normas del Derecho de Gentes, sin considerar la disposición del Uti Posidetis de 1810.4

El 1° de abril de 1842, se designó Intendente de Chiloé a don Domingo Espiñeira, un joven comisario contador de marina. Antes de partir a Chiloé, el ministro Manuel Montt le entregó un pliego fechado en Valparaíso el 6 de abril, en el cual le precisa por escrito las conclusiones a que  se había arribado en el largo intercambio de ideas que se desarrolló en Santiago.  En cuanto llegara a Chiloé debía procurarse todos los datos posibles sobre las partes del Estrecho más adecuadas para la fundación de colonias.  Si de los informes resultaba que había lugares propios para el cultivo, cuyo clima permitía la residencia de pobladores durante todo el año, equiparía una expedición exploradora, a cargo de un jefe práctico y experimentado.5

Debía asesorarlo una persona capaz de dirigir la fundación de una colonia y asegurar su permanencia.  El Intendente decidiría sobre la época oportuna y el reconocimiento debería hacerse en una embarcación semejante a las que se emplean en la pesca en las vecindades del Estrecho.

Espiñeira llegó a San Carlos de Ancud, a mediados de abril de 1842.  Se apresuró a reunir los datos que le fue posible sobre las condiciones de habitabilidad de las distintas secciones del Estrecho, y se formó el convencimiento de que, a pesar de las grandes dificultades iniciales, era posible establecer en él, colonias permanentes.  Lo comunicó al gobierno y desde ese instante se puso a la obra con un empeño, cordura y sagacidad que le honran altamente.6

Lo primero era encontrar el hombre capaz de conducir la expedición de reconocimiento.  El gobierno, por las sugerencias de O”Higgins, le había encomendado que ocupara al conocido lobero y cazador de ballenas inglés William Low, antiguo propietario y capitán de la “Capricorn”, vendida a Fitz Roy y transformada por este capitán en la célebre “Adventure”.  Pero, hacía ya dos años que el viejo lobero descansaba en paz de los trabajos y padecimientos de su agitada existencia en un humilde cementerio de la Isla Grande de Chiloé.7

En su defecto, Espiñeira, se fijó en el Capitán de Puerto de San Carlos de Ancud, el Capitán Graduado de Fragata Juan Guillermos, traducción chilenizada de John Williams Wilson, apellido que sus hijos retomaron más tarde. 8

Encontrado el hombre, faltaba el buque, ya que el 1840 se había liquidado, por razones de economía y vetustez, las naves de la escuadra organizada por Portales; y las fuerzas navales de la Repúblicaestaban reducidas a la fragata Chile  y a las goletas Janequeo y Colocolo.  La primera era un buque de 1.109 (mil ciento nueve) toneladas, inadecuado para la finalidad perseguida.  Más aún, los sucesos políticos del Perú hicieron necesaria la presencia de una de las goletas en los puertos de ese país, y la otra era indispensable para las exigencias eventuales del servicio.

El mayor tropiezo que afectó a la expedición chilena a la región magallánica y la consolidación de la soberanía definitiva en el extremo austral del continente fue la carencia de una nave adecuada para llevar a buen fin tan significativa y temeraria empresa. En consecuencia, el Intendente Espiñeira dispuso la construcción de dos embarcaciones del tipo corriente de uso en la isla; pero, advirtiendo que no tenían la capacidad necesaria, las reemplazó por un pailebote de treinta toneladas con aparejos de goleta.9

Para proceder a su construcción, la mayor efectuada a la fecha en astilleros de Chiloé, fue preciso realizar algunas obras y adquisiciones complementarias.

Dicha construcción se llevó a cabo en un paraje cercano al puerto de Ancud.  No se tienen datos exactos del lugar específico de esta construcción.  Pero, lo más probable, según antiguos hombres entendidos en la materia, es que la Ancud  se construyó no en la plazoleta junto ala Costanera, como se ha pretendido en los últimos años, sino a unos150 metros al norte del muelle actual, donde antes del terremoto y maremoto del 21 y 22 de mayo de 1960 había playa que se conocía como astillero de Ancud.  Ahora, dicha playa está cubierta por el mar.

En la playa de Ancud, en la línea más alta de la marea, se levantó un tinglado para que bajo su techo cupiera el casco y se pudiera trabajar sin que los días de mal tiempo atrasara la obra.

El Intendente Espiñeira encargó directamente a Valparaíso todo el material y aparejos: clavos, planchas de cobre, lona, cadenas, anclas, pinturas, brea, alquitrán, etc.  Todo lo cual llegó a San Carlos de Ancud en el bergantín “Intrépido”.10

Para la obra gruesa (casco, quilla, cuadernas, etc.) se utilizaron maderas nobles de los bosques aledaños: robles, alerces, laurel y mañío y para los remos el avellano por sus particularidades de firmeza y elasticidad.

Estaba ya avanzada la construcción del casco, que dirigía, martillo en mano el propio Williams, cuando llegó Jorge Mabon o Mebon11, trayendo un oficio del Ministro del Interior, Ramón Luis Irarrázaval, de fecha 20 de enero de 1843, en el cual urgía al Intendente Espiñeira por el pronto despacho de la expedición y volvía sobre el proyecto de los remolcadores, aplazado por el Ministro Montt hasta afianzar el establecimiento de las colonias en el extremo austral.  Irarrázaval, por su parte, había perdido su antiguo hábito de trabajo, ni siquiera se había impuesto de los antecedentes de la empresa, ni leído las comunicaciones de don Domingo Espiñeira.12

Bajo esta premisa el eficiente Intendente de Chiloé, redobló el esfuerzo y pronto una gran muchedumbre de chilotes, congregados como para una MINGA13, veían deslizarse hasta el mar, arrastrado por yuntas de bueyes, el casco del mayor buque que durante la naciente República había visto construir en sus primitivos astilleros.

El 22 de mayo de 1843, un año y un mes después de asumir Espiñeira la Intendenciade Chiloé, la Goletade Guerra “Ancud” dejaba su fondeadero, remolcada por una chalupa, para trasladarse a Balcacura, en medio del entusiasmo y los vítores de los chilotes apostados en el muelle de San Carlos de Ancud y de los atronadores ¡VIVA CHILE !.14

Comandaba la Goletael Capitán graduado de la Marina Nacionaldon John Williams Wilson o Juan Guillermos.  Conformaban el resto de la tripulación el Piloto 2° adscrito ala Marina Nacional Jorge Mabon –autor del proyecto de remolcadores-; el Timonel Ricardo Didimus y seis marineros.  La guarnición destinada a cubrir el futuro Fuerte Bulnes constaba del Teniente de artillería Manuel Gonzáles Idalgo, un Sargento Segundo, un Cabo y cinco soldados.

En el carácter de naturalista voluntario, encargado de estudiar el clima y la agronomía, para el establecimiento de cultivos y de la ganadería desde el punto de vista de la colonización de Magallanes el explorador prusiano Bernardo Eunon Phillipi.

Iban también un carpintero; Horacio Luis, hijo del Comandante Williams, doña Venancia y doña Ignacia, mujeres de los soldados Jara y Vidal.

En el pañol y en la bodega se acondicionaron víveres para la alimentación de veintidós personas durante siete meses: porotos, charqui, harina flor, galletas marineras, té negro y té perla, ron, aguardiente, vino corriente, vino dulce y vino de San Vicente, para festejar a los huéspedes que eventualmente visitaran la futura colonia.  Sobre cubierta iban dos cerdos, tres perros, una pareja de caprinos y un gallinero surtido, destinado a propagarse en las dilatadas tierras comarcanas del Estrecho. 15

La Goletade Guerra “Ancud” y sus 22 tripulantes, emprendió rumbo al Canal de Chacao, para navegar hacia el Golfo de Ancud y continuar con rumbo sur orillando la costa oriental de la Isla Grandede Chiloé.  Recaló en Curaco de Vélez, lugar donde abordó el joven inglés Carl Miller Norton cuya nombre chilenizado fue Carlos Miller (Millar o Millanga según otros documentos), hombre que poseía mucha experiencia en la navegación por los canales del archipiélago de Los Chonos, Islas Guaitecas y del Estrecho de Magallanes, por $10 al mes como Práctico de Canales y que prestó importantes servicios y gracias al cual se pudo concretar la obra encomendada por el Supremo Gobierno. 16

Después de una prolongada navegación, fondearon en Puerto Americano el 11 de junio, encontrando en el lugar al bergantín goleta “Enterprise” y la goleta “Betzei”, ambas norteamericanas,  de las cuales obtuvo copia de las cartas de navegación confeccionadas por Fitz Roy.  Tras una breve estadía en este puerto, zarparon el 5 de julio con rumbo al canal Moraleda para salir en Anna Pink.

Una vez en mar abierto, tuvieron que enfrentar un fuerte temporal, por cuanto el capitán Guillermos optó por esperar mejores condiciones, fondeando en el área desde el 9 al 24 de julio, para finalmente decidir devolverse a Puerto Americano, debido a las averías que había sufrido la goleta, que le ocasionaron vías de agua, la consiguiente inundación de la bodega de víveres y la rotura del macho del timón, arribando el 2 de agosto.  Dada la imposibilidad de reparar el macho del timón, se dispuso preparar la chalupa con cinco hombres, más el Práctico Miller y el naturalista Phillipi para zarpar a remo con rumbo a Chiloé, permaneciendo la Goleta  “Ancud” en Puerto Americano a la espera de esta comisión.  Zarpan esa misma mañana llevando víveres para 12 días y un oficio para el Intendente Espiñeira pidiendo reponer los víveres dañados y el macho averiado.  Llegaron a Dalcahue luego de remar por días y noches enteras, desde donde Phillipi cabalgó por dos días más hasta Ancud y luego de 23 días de ausencia regresaron con los refuerzos necesarios para continuar con la ciclópea misión el 26 de agosto.  Recibidos los auxilios, se reanudó el viaje debiendo enfrentar grandes temporales y tan sólo el 18 de septiembre pudieron entrar al Estrecho de Magallanes, para arribar a Port Famine (Puerto del Hambre) el día 21 de septiembre de 1843.  Habían pasado cuatro largos meses venciendo las inclemencia del frío invierno austral –uno de los más crudos del que se tienen noticias- y mil asperezas en el camino para consolidar la soberanía chilena sobre suelo patagónico.17

Ese mismo día, la “Ancud” navega frente a Punta Santa Ana.  El Comandante Guillermos, el naturalista Philllipi y el Teniente González, desembarcaron para reconocer el terreno, encontrando a corta distancia de la playa un asta de bandera, a cuyo pie había un tarro de greda lacrado que contenía un documento y tres monedas inglesas de plata que conmemoraban el paso de los dos primeros vapores por el Estrecho de Magallanes.  Se trataba de los vapores “Chile” y “Perú”, acaecido en septiembre de 1840.

En la tarde de ese mismo día se trasladaron todos los tripulantes a tierra, desembarcando un cañón y las respectivas salvas.  Acto seguido y con todas las formalidades de rigor, se tomó solemne posesión, rematando dicho acto con 21 salvas de cañón, las que fueron contestadas desde la “Ancud” simultáneamente.18  Con este acto quedaba afianzado definitivamente el dominio y la soberanía de Chile sobre Magallanes y  toda la Patagonia, entregando así a Chile más del 50% de su actual territorio contando a la Antártica Chilena, la “despensa del futuro”, vale decir, más de 1.300.000 km2.

No pudo ser más oportuna esta medida, pues al día siguiente, el 22 de septiembre a las 12:15 P.M. fondeaba junto a la “Ancud” la fragata de guerra francesa a vapor “Le Phaèton” que venía a nombre de Francia a tomar posesión del Estrecho de Magallanes como ruta intermedia y de abastecimiento entre la metrópoli y sus posesiones de ultramar.

Por 24 horas le ganamos “el quien vive” a Francia y gracias a la heroica gesta de los chilotes de la “Ancud”, Chile goza hoy de las ricas tierras dela XIª, XIIª regiones y dela Antártica Chilena, constituyendo esta gesta el suceso geopolítico más importante dela Historiade Chile en tiempos de paz.

 

ACTA DE POSESIÓN DEL ESTRECHO DE MAGALLANES19

 

Dios Salve a la  Patria

¡ Viva Chile !

En cumplimiento de la órden del Supremo Gobierno, el dia 21 del mes de Septiembre del año 1843, el ciudadano capitan graduado de fragata de la marina nacional, don Juan Guillermos, asistido por el teniente de artillería don Manuel González Idalgo, el piloto 2° de la Armada Nacionaldon Jorje Mabon, el naturalista prusiano voluntario don Bernardo Phillippi i el sarjento segundo distinguido de artillería don Arturo Pizarro que actúa de secretario, con todas las formalidades de costumbre, tomamos posesión de los estrechos de Magallanes i su territorio en nombre dela República de Chile a quien pertenece, conforme está declarado en el artículo 1° dela Constitución Política i en el acto se afirmóla Bandera Nacional dela República con salva jeneral de 21 tiros de cañon.

 

I en el nombre dela Repúblicade Chile protesta en el modo más solemne cuantas veces haya lugar contra cualquier poder que hoi o en adelante trate de ocupar alguna parte de este territorio.  I firmaron conmigo el presente acto el dia veintiuno de Septiembre de mil ochocientos cuarenta i tres  i el segundo año dela Presidenciadel Excelentísimo Señor Jeneral don Manuel Búlnes.

Juan Guillermos.

Manuel Gonzalez Idalgo.

Jorge Mabon.

Bernardo E. Phillipi.

Eusebio Pizarro.-

 

“ Republica  de  Chile – Magallanes – Fuerte Bulnes ”.

 

Características dela Goletade Guerra “ANCUD”

A principios del decenio de gobierno de Bulnes, Chile carecía de Escuadra, pues, después de la victoria sobre las armas de la Confederación Perú-boliviana, el gobierno había resuelto vender las seis principales naves de guerra y licenciar a la casi totalidad de la Marinade Guerra, por economía.  Para ese entonces, las fuerzas navales en existencia la constituían tan sólo la fragata “Chile” de 1.109 toneladas y que se consideraba inadecuada para la finalidad deseada.  A su vez, las goletas “Janequeo” y “Colo Colo”, tampoco reunían las condiciones deseadas, más aún, los sucesos políticos del Perú hicieron necesaria la presencia de una de estas naves en tierras incas.  Debemos sumar  a esto que, la Armadade Chile desconocía entonces por completo la zona austral.  Por consecuencia lógica Chile carecía de un buque adecuado para sus necesidades geopolíticas más urgentes.20

La Goleta21 de Guerra “Ancud”22 fue construida y terminada en las afueras de la ciudad del mismo nombre por manos chilotas y las más nobles maderas del bosque chilote  a fines de marzo de 1843 y una de sus principales características es que fue el primer buque de guerra construido en Chile y para Chile.  Se le bautizó como “Presidente Bulnes” , honor que éste declinó, rebautizándola como “Ancud”.

La goleta llevaba a bordo dos banderas, una para la goleta y otra para el Fuerte, herramientas variadas para la construcción, que al detalle fueron: seis palas de fierro, cinco machetes, una pieza volante con todos sus útiles, tres quintales de pólvora de cañón, cien cartuchos para la pólvora, cien piezas de chispa, doscientas balas de cuatro libras para el cañón que se le montó, ciento seis tiros de metralla, seis tercerolas23, cincuenta libras de plomo en balas para fusil, cuatro agujas para cañón, una veta vieja, un chifle de cebar, cincuenta varas de franela, cincuenta varas de cuerda para mecha, una libra de hilo, doce agujas para coser, una cierra grande de dos manos y varios otros materiales que habrían de ser necesarios.

Llevaba dos chalupas, una iba sobre su cubierta y la más grande se llevaba a flote.  Esta servía  para remolcar a la goleta cuando no hubiera viento.

Las provisiones de víveres consistían en porotos, harina flor, charqui, galletas marineras, sal, grasa y ají.  Para variar el menú debían cazar y pescar durante las recaladas en las playas.  En lo tocante a bebidas, la provisión era más completa, se incluían libras de té negro y perla, galones de ron y aguardiente, vino corriente, vino dulce y un par de cajones de vino de San Vicente.

A bordo se subieron una pareja de cerdos, una de cabríos, tres perros y un gallinero repleto Goleta Pertrechada de aves, destinados a la cría y reproducción de estos en tierras australes.24

El único instrumento de navegación que llevaban a bordo era una brújula que hoy se encuentra como reliquia y testimonio histórico de esta trascendental hazaña geopolítica, en el Museo Naval de Valparaíso.

Costo del Primer Buque de Guerra de la Marina Nacional:

El costo  total de la empresa  al erario nacional conllevó la suma de 3.548.5 (tres mil quinientos cuarenta y ocho punto cinco)  reales y 7/8 (siete octavos) de real.

  • Goleta Pertrechada desglosado en los siguientes rubros:
  • Costo dela Goletavacía                                                                                                                                                     1.457.1/2 reales.
  • Pertrechos para siete meses                                                                                                                                          1.357.3/8 reales.
  • Dos banderas nacionales, una parala Goleta y otra para el Fuerte Bulnes                                                             69 reales.
  • Imprevistos del viaje                                                                                                                                                                  100 reales.
  • Suplemento por víveres averiados                                                                                                                                   565.4 reales.

 

Sirvió durante tres años ala Armada, entre 1843 y 1846.  En aquél año fue desguazada y su casco vendido en $503.- de la época.

 

Sus características técnicas son:

Año de construcción: 1843  en la  ciudad de San Carlos de Ancud – Isla Grande de Chiloé.

Desplazamiento                                                       :           Veintisiete (27) toneladas.

Armamento                                                               :           Dos (02) cañones de 20 (veinte) libras.

Potencia de maquinaria                                        :           No poseía maquinaria.

Eslora (largo)                                                             :           15.84 mts.

Manga (ancho)                                                           :           3.80 mts.

Puntal (altura de quilla a cubierta) a proa     :           2.22 mts.

Puntal (altura de quilla a cubierta) a popa     :           2.78 mts.

Largo de quilla                                                           :           13.6 mts.

 

Tripulación :

                                              

Comandante de la nave, Capitán de Fragata John Williams Wilson o Juan Guillermos.

Sargento Mayor de Ingenieros y Naturalista prusiano Bernardo Eunon Phillipi.

Teniente de Artillería   Manuel González Hidalgo.

Piloto 2° Jorge Mabon o Mebon, norteamericano asimilado ala Marinade Chile.

Sargento 2° “distinguido”24  y Secretario Eusebio Pizarro (artillero).

Práctico de Canales Carlos Miller  o Carl Miller Norton.

Grumete o Paje Horacio Luis Williams (2° hijo del comandante de 16 años).25

Carpintero 2° de Ejército Lorenzo Aros.

Cabo artillero José Hidalgo.

Timonel marinero Ricardo Dídimus.

Marinero José Santa Ana.

Marinero Remigio González.

Marinero Manuel Alvarado.

Marinero Jerónimo Ruiz.

Marinero José Ritomill o Víctor.

Marinero José María Yánez.

Soldado (E) Artillero Cipriano Jara.

Soldado (E) Artillero Valentín Vidal.

Soldado (E) Artillero Pascual Riquelme.

Soldado (E) Artillero Manuel Villegas.

Soldado (E) Artillero Lorenzo Soto Aguilar.

Señora Benancia Elgueta, esposa del soldado Jara.

Señora Ignacia  Leiva, esposa del  soldado Vidal.

La “Goleta Ancud”, después de algunos viajes más al Estrecho de Magallanes y de años de estación en las playas de Fuerte Bulnes, envejeció en sus rudas jornadas, sin consideración a sus méritos aquilatados, fue retirada del servicio dela Armada Nacionalpreviamente desguazada en 1846.

 

CONCLUSIONES

  • Debe recordarse que el interés por la posesión del Estrecho de Magallanes se remontaba a los tiempos del gobierno de O´Higgins, quien había consignado el Cabo de Hornos como la frontera sur del país enla CartaFundamentalde 1822.  Había también aspirado a colonizar sus territorios aledaños y a establecer remolcadores que auxiliaran a las naves de vela en su periplo entre ambos océanos.  Sin embargo, las guerras y los problemas políticos y económicos internos, no le dieron la posibilidad de conseguirlo.  Por ende, al no existir ninguna señal de posesión ni lugares de auxilio en la zona, en la mentalidad y mapas europeos de la época, ésta aparecía como un territorio vacuo.  Así en sus cacerías de lobos de dos y tres pelos y de los grandes cetáceos, los barcos extranjeros izaban sus respectivos pabellones y se abastecían de los recursos locales sin necesidad de autorización alguna.
  • Todo lo que he narrado pertenece por derecho propio a los anales de nuestra historia común como pueblo.  Si a ello le engarzamos la gesta de chilenidad y progreso de los primeros colonos chilotes, de las posteriores autoridades civiles y militares, los esforzados pioneros nacionales y extranjeros que en oleadas sucesivas afluyeron a “la Patagoniachilena”, tendremos una historia relevante y honrosa.  Historia regional que como un afluente se suma al caudal de nuestra nacionalidad.

 

 


1 MARTINIC BEROS, Mateo.  Magallanes, síntesis de tierra y gentes.  Introducción.  Editorial Francisco de Aguirre.  Buenos Aires.  Argentina.  1972.

2 GUIZOT, Francois.  Memoires pour servir a l’histoire de mon temp.   Tomo VII, capítulo XI.  París. Francia.  1856.

3 RES NULLIUS: (del latín “cosa de nadie) es un término jurídico que significa “lo de nadie, lo que no pertenece a persona alguna, lo que no es propiedad de alguna persona”.  Está unido al término RES NULLIUS, PRIMI CAPIENTIS, vale decir, “Cuando algo no es de nadie, es del primero que lo coge”.

4 Expresión latina que significa “poseerás como poseías” que se aplicaba sólo a las naciones hispano parlantes y que establecía: “sus territorios serían aquellos que poseían para 1810 según la división político-administrativa establecida por España en sus colonias americanas”… “.  Se definen como extensiones territoriales, accidentes geográficos, fluviales y marítimos, las extensiones ocupadas antes de la independencia al término del régimen colonial español, en contra del “térrea nullius” que se refiere a las posesiones ocupadas por las personas y nativos; para lo cual, serán oponibles los títulos y cartas geográficas realizados durante la colonia española; a partir del cual nace el título jurídico de las naciones”.  La Corte de la Haya, como los nuevos Tribunales Inquisidores de la cultura americana, para decidir los conflictos fronterizos en el Nuevo Mundo, adoptó el llamado “Uti Possidetis Juris” o derecho de posesión de los territorios colonizados por España, para determinar las extensiones geográficas, límites territoriales, accidentes geológicos, islas, derechos marítimos, fluviales y fronterizos.

5 ENCINA, Francisco A.; CASTEDO, Leopoldo.  Resumen de la Historia de Chile.  Tomo II. 12ª Edición. Pág. 977. Editorial Zig-Zag.  Santiago de Chile.  1979.

6 MACÍAS GÓMEZ, Abel.  La Goleta Ancud.   Imprenta Villablanca.  Frutillar. Chile.  1999.

7 ENCINA y CASTEDO, Op.cit., p.979.

8 Portales había ordenado que todos los extranjeros que se nacionalizaran, debían “chilenizar” sus nombre y apellidos.  Sabemos que Williams Wilson –padre del más tarde Comandante en Jefe dela Escuadra en la primera etapa dela Guerra del Pacífico Juan Williams Rebolledo- utilizaba su nombre “chilenizado” con orgullo, ya que firmó todos sus documentos legales y administrativos como Juan Guillermos hasta el día de su muerte.

9 FAGALDE, Alberto.  Magallanes, el país del porvenir. Tomo I.  Editado por Talleres Tipográficos dela Armada de Chile.  Valparaíso.  Chile.  1901.

10 BARROS ARANA, Diego.  Un decenio de la Historia de Chile. (1841-1851). Tomos I y II.  Imprenta y encuadernación Universitaria.  Santiago de Chile.  1905.

11 Jorge Mabon o Mebon; de nacionalidad estadounidense, pero al servicio dela Marina Nacional de Chile en aquel período. Éste trabajó en los canales australes patagónicos en la caza de lobos y leones marinos, actividad muy lucrativa en aquella época. Había solicitado al Gobierno de aquel entonces permiso para montar un servicio de remolcadores en el Estrecho de Magallanes, el cual fue aplazado y nunca se concretó.

12 PÜSCHEL HANEWALD, Marianela.  Viaje de la Goleta Ancud y toma de posesión del Estrecho de Magallanes en 1843.  Selección y síntesis.  Secretaría Ministerial de Educación Región de Los Lagos.  Puerto Montt.  Chile.  1985.

13La MINGA en Chiloé es toda una institución…es una costumbre milenaria y típica entre los chilotes.  Consiste en la ayuda sin costos que se prestan unos vecinos a otros en labores de distinta índole que van desde la siembra y la cosecha, pasando por la construcción o levantamiento de casas y galpones y terminando con el traslado de obras arquitectónicas completas.  Al concluir la labor para la que se han reunido a colaborar los chilotes, quien ha hecho la “súplica” o petición ofrece la alimentación para todos los participantes y concluye con una gran fiesta donde abunda la carne asada y la chicha de manzana.  La minga es considerada por la gente que la ha experimentado como la máxima expresión de solidaridad social.

14 ANRIQUE R., Nicolás.  Diario dela Goleta “Ancud” al mando del Capitán de Fragata don Juan Guillermos (1843) para tomar posesión del Estrecho de Magallanes.  Imprenta, litografía i encuadernación Barcelona. SantiagoChile.  1901.

15 PÜSCHEL HANEWALD, Op.cit. p.6 y ss.

16 Información entregada por familiares directos al autor de este artículo.

 

17 AGUIRRE HUMERES, Alfonso.  Relaciones históricas de Magallanes.La Toma de Posesión del Estrecho y fundación de una Colonia porla República de Chile en 1843.   Imprenta Chile. Santiago de Chile. 1943.

18 BRAUN MENÉNDEZ, Armando. Fuerte Bulnes.   Emecé Editores. Buenos Aires – Argentina. 1944.

19 Esta es una copia fiel del original que se encuentra el los Archivos del Ministerio del Interior dela República de Chile en Santiago.  Dicha acta se extendió en su momento conforme a la 3ª Instrucción del Código Espiñeira, quien la debe haber redactado antes del zarpe de la “Ancud” y dejado espacio sólo para el agregado de la fecha en que se verificó el acontecimiento.  Lo anterior, debido a los vastos conocimientos legales que poseía el Intendente de Chiloé.

20 BARROS ARANA, Diego. Historia General de Chile.  1830 – 1907. Santiago de Chile.  1999.

21 GOLETA: Velero de dos o tres palos, ligero y de bordas poco elevadas. Todos los palos tienen velas de cuchillo. Philippi, que ayudó en la construcción dela Ancud y que navegó en ella, le da 27 toneladas de desplazamiento; Diego Barros Arana en “Un decenio dela Historia de Chile” (1841-1851) dice que era de unas 30 toneladas y el Capitán de Marina don Horacio Vio Valdivieso, en su “Reseña histórica de los nombres de las unidades dela Armada de Chile”, le asigna 20 toneladas.  Dadas estas razones me inclino por los informes de Philippi.

22 El significado etimológico de ANCUD en idioma Veliche o Huilliche (Mapudungu) es “Valle grande y ameno, a propósito para sembrar” y también “cosa dura de cortar”.  Ver VÍO V., Horacio.  Reseña histórica de los nombres de las Unidades dela Armada de Chile.  También se habla de un cacique del sector que tenía ese nombre.

23 Tercerola: Arma de fuego más corta que una carabina; su mecanismo de disparo se accionaba por medio de una piedra de chispa.

24 MACIAS GÓMEZ, Op.cit. p.53 y ss.

24 Se denominaba soldado “distinguido” a aquel que poseyera estudios, cualidad que posibilitaba transitar los grados de la carrera militar inicialmente como suboficial y conforme a méritos posteriores, llegar al escalafón de Oficiales en los cuerpos de tropas.

25 El hijo del Comandante Guillermos fue colocado en el Acta de Posesión del Estrecho como Osorio Luis Guillermos afectándole la traducción de su apellido paterno y anteponiéndole Osorio.

 

 


La historia de la Goleta Ancud

La historia de la Goleta Ancud

Bienvenidos a nuestro sitio web donde podrá encontrar información del periplo y hazañas de este grupo de hombres y mujeres que, tomaron posesión del Estrecho de Magallanes en 1843, luego de cuatro meses de navegación en pleno invierno austral, en uno de los más crudos que se recuerde,  legando al Chile actual más del 51% de su actual territorio -incluyendo a la Antártica Chilena-, constituyéndose en la hazaña geopolítica más importante en la Historia de Chile en tiempos de paz sin disparar ni un solo tiro de cañón o fusil, ni derramar una gota de sangre, tan sólo 24 horas antes que llegara la fragata  de guerra a vapor a rueda “le Phàeton” enviada por el Rey de Francia Louis Phillipe con las mismas intenciones geopolíticas y estratégicas.

[tylr-slidr width=”550″ height=”600″ userID=”” groupID=””]http://www.flickr.com/photos/70071963@N06/sets/72157628102839007/[/tylr-slidr]

 Bienvenido a nuestro sitio web donde podrá encontrar información del periplo y hazañas de este grupo de hombres y mujeres que, tomaron posesión del Estrecho de Magallanes en 1843, luego de cuatro meses de navegación en pleno invierno austral, en uno de los más crudos que se recuerde,  legando al Chile actual más del 51% de su actual territorio -incluyendo a la Antártica Chilena-, constituyéndose en la hazaña geopolítica más importante en la Historia de Chile en tiempos de paz sin derramar ni un solo tiro de cañón ni derramar una gota de sangre, tan sólo 24 horas antes que llegara la fragata  de guerra a vapor a rueda “le Phàeton” enviada por el Rey de Francia Louis Phillipe con las mismas intenciones geopolíticas y estratégicas.

[tylr-slidr width=”550″ height=”600″ userID=”” groupID=””]http://www.flickr.com/photos/70071963@N06/sets/72157628102839007/[/tylr-slidr]